Un sueño cumplido

//Un sueño cumplido

Por fin ya soy libre y no pertenezco a la montaña … La diosa Madre de la Tierra me abrió sus puertas para ti amigo Juanjo que te nos fuiste hace unos días en accidente de escalada y además me dejó bajar para dedicártela.

Tras 15 duras horas de agónica ascensión con muchos problemas de salud, conseguí subir el techo del mundo, Chomolungma o Everest, usando oxígeno artificial.

Aún no estaba recuperado y con mi segundo tratamiento de antibiótico en la garganta en Luckla cuando todo se precipitó. “El 16 será un día excepcional” dicen todos. Así que volví por la tarde al campamento base y a la mañana siguiente de tirón al campo 2, de allí sin descanso al día siguiente al 3, con mucha tos y dolor en garganta y pecho. “No habrá opción a intentarlo sin oxigeno”.

Me cuesta mucho caminar y la tos no se va ni con la codeína. Sin tregua al campo 4. Las previsiones han acertado: un día espectacular que para mi es todo un calvario, en el que pienso en darme la vuelta muchas veces. Pero no, he decidido llegar hasta lo mas alto, porque tú, Xuanxo eras grande.

La bajada no fue fácil, me quedé ciego a 8000 metros en el campo 4. Agradecer a mi agencia 7 summits su disposición activando dispositivo de rescate  para intentar sacarme de allí.

Finalmente no fue necesario porque, a dios gracias, no era ceguera de las nieves, sino conjuntivitis aguda que mejoró por la noche con antibiótico y antiinflamatorios.

Bajando poco a poco por mis medios hasta el c2 y de allí al base hace un rato.

Gracias a todos los que me habéis seguido y apoyado durante todos estos días.

Gracias especialmente a Olympus por ayudarme a hacer real este sueño.

FOTO CIMA EVEREST: OLYMPUS OM-D E-M1 MKII Y M.ZUIKO 14-42 RII

2018-12-12T10:44:12+00:00